Compartir

El Nástic de Tarragona prepara una nueva temporada en la categoría de plata del fútbol español en busca de un proyecto sólido, que asegure estabilidad y le permita volver a mirar hacia la zona alta de la tabla. Algunas casas de apuestas dan opciones al Nástic para pelear por las primeras posiciones en la próxima campaña en la Liga 123.

La temporada ha empezado de forma discreta para el conjunto tarraconense con un punto en dos jornadas tras empatar ante el Tenerife y perder en Gijón. El Nástic compartirá la representación catalana en Segunda División con su vecino, el Reus, que disputa su tercera campaña consecutiva en la categoría. De nuevo se vivirá el derbi de la provincia de Tarragona. Solo 15 kilómetros separan ambas localidades.

En el Nou Estadi de Tarragona quieren quitarse la vitola de equipo de plata y tener opciones de pelear por volver a la élite del fútbol español. Lejos queda aquel ascenso histórico del Nástic en 2006 y la siguiente campaña en Primera, en el que el club tarraconense fue protagonista en la pelea por la Liga de la última jornada. Se enfrentó al Barcelona de Frank Rijkaard, que venció por 1-5, pero que vio como el Real Madrid se llevaba el título al vencer al Real Mallorca en el Santiago Bernabéu. Con un paréntesis en Segunda B, el conjunto catalán se ha asentado como uno de los habituales en la segunda categoría del fútbol nacional.

El Nástic de Tarragona afronta la Segunda División más dura de la última década, una categoría en la que convivirán hasta doce clubes que han militado recientemente en la máxima categoría y otros muchos históricos del fútbol español. Entre este grupo estará un invitado inesperado que debutará en esta división. El Rayo Mahadahonda visitará por primera vez en Segunda División el Nou Estadi, así como otros muchos estadios de la categoría. El regreso de Elche y Mallorca es una buena noticia para el equipo rojiblanco, que ve como afronta dos desplazamientos relativamente cercanos. En ese sentido, le ha perjudicado el ascenso del Huesca a Primera.

José Antonio Gordillo Luna es el entrenador encargado de llevar al Nástic a lo más alto y recuperar el terreno perdido durante las últimas campañas. Es su tercera etapa grana, ya que Gordillo fue jugador y miembro de la secretaría técnica en el club tarraconense. El técnico llegó a finales de mayo para afrontar la recta final de la campaña con el objetivo de lograr la permanencia en Segunda. Cumplió su objetivo y el Club decidió premiarle con su continuidad durante una temporada más.

El equipo grana ha reforzado su plantilla con once jugadores. Destaca el veterano delantero Manu del Moral, con experiencia en Primera División y que procede del Numancia. Luis Javier Suárez, atacante procedente del Watford inglés, y David Rocha, mediocentro ex del Oviedo, también son fichajes para esta temporada. El que no estará en la plantilla será Xavi Molina. El capitán del Nástic y uno de los protagonistas del último ascenso grana a Segunda División terminó contrato y no alcanzó un acuerdo con la directiva para su renovación.

Compartir

Deja un comentario