Compartir
Millones de aficionados disfrutan cada temporada de sus equipos favoritos sin prestar atención a aspectos tan básicos como saber exactamente cuánto mide un campo de fútbol, un elemento muy importante para entender el sistema de juego de diversos equipos de la máxima categoría.

¿Cuántos metros cuadrados tiene un campo de fútbol?

Un campo de fútbol tiene como mínimo 4.050 metros cuadrados y como máximo 10.800 metros cuadrados. La Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) es la institución encargada de establecer cuánto mide un campo de fútbol. Estas medidas, que vienen definidas en las Reglas de Juego, establecen que la longitud tiene que tener un mínimo de 90 metros y un máximo de 120 metros. Respecto a la anchura, el terreno de juego tiene que tener un mínimo de 45 metros y un máximo de 90 metros. De esta forma, la longitud de la línea de banda debe ser siempre superior a la longitud de la línea de meta.

Estadio de Ipurua de la SD Eibar, uno de los casos más especiales de cuánto mide un campo de fútbol en España

Los rangos de medidas establecidos por la FIFA sobre cuánto mide un campo de fútbol suponen un margen para los distintos clubes. De esta forma, cada equipo puede elegir libremente la longitud y la anchura de su propio terreno de juego. Una normativa que siempre ha suscitado cierta polémica al permitir una cierta ventaja con respecto al rival durante el partido disputado en casa. Uno de los casos más llamativos del fútbol español es el de la SD Eibar, equipo que disputada sus partidos en el estadio Municipal de Ipurua y cuyo terreno de juego mide 103×65 metros por los 105×68 habituales del resto de estadios de la máxima competición.

¿Cuántos metros cuadrados tiene un campo de fútbol reglamentario?

Los campos de fútbol reglamentarios tienen 7.140 metros cuadrados. Aunque los clubes sean los últimos en tomar la decisión de las medidas de los terrenos de juego, la FIFA recomienda unas medidas de 105 metros de largo y 68 metros de ancho para la práctica del fútbol a nivel profesional. De hecho, estas mismas dimensiones son las establecidas obligatoriamente para los Mundiales que se disputan cada cuatro años. La mayoría de los estadios de los equipos de la máxima categoría del fútbol español cuentan en la actualidad con esta extensión.

La propia FIFA establece que los partidos podrán disputarse en terrenos de juego de forma rectangular y con superficies de césped natural o artificial. El propio organismo es el encargado de establecer la marcación del terreno con líneas, las cuales tienen que tener como máximo una anchura de 12 centímetros. Las dos líneas de marcación más largan se conocen como líneas de banda, mientras que las dos más cortas se denominan líneas de meta. Finalmente, el terreno de juego se encuentra dividido en dos mitades por una línea media que une los puntos medios de las dos líneas de banda.

Líneas de un campo de fútbol

En el caso de Europa, la Unión de Asociaciones de Fútbol Europeas (UEFA) es la institución que se ocupa de establecer cuantos metros cuadrados tiene un campo de fútbol para las competiciones europeas como la Champions League o la Europa League. De esta forma, los terrenos de juego deben estar entre los 100 y 105 metros de longitud, así como los 60 y 64 metros de anchura.

Fuente de las imágenes: Twitter
Compartir

Deja un comentario